Trabajar como au pair en algún país de Europa es una experiencia que no solo es enriquecedora y gratificante, sino que ayuda abrir nuevas perspectivas laborales. Emprender la aventura a veces puede dar algo de miedo, cierto, pero la experiencia siempre va a merecer la pena por muchas razones. Estas son solo algunas de las ventajas:

  1. Aprendizaje del idioma

Es, sin duda, la gran ventaja de trabajar como au pair en Europa. No hay mejor manera de aprender una lengua extranjera que hacer lo que se denomina una ‘inmersión lingüística’. Vivir en el país en el que el idioma que se desea aprender es nativo e interactuar en situaciones cotidianas es lo que realmente va a hacer que interiorices esa lengua.

  1. Alojamiento y manutención gratuitos

Cuando se viaja al extranjero, y muy especialmente a ciertos países de Europa, alojamiento y manutención son los grandes gastos que hay que afrontar. En el caso de decidirte a buscar empleo como au pair, ambos aspectos estarán resueltos, ya que tanto el hospedaje como los gastos básicos de alimentación están cubiertos por la familia. Y no solo eso, sino que además recibirás un pequeño sueldo.

  1. No estás solo

Lo habitual, y también más recomendable, es buscar trabajo como au pair en Europa a través de una empresa especializada en la prestación de este tipo de servicios. ¿Por qué? Porque no solo te ayudarán a encontrar a la familia adecuada, sino que te asesorarán y te prestarán el apoyo que necesites ante cualquier eventualidad.

  1. Contacto con una cultura diferente

Trabajando como au pair no solo aprenderás el idioma, sino que también vas a poder sumergirte en la historia, las tradiciones y la vida cotidiana del país de Europa que hayas elegido. Esto, al final, hará que te enriquezcas mucho más como persona y amplíes la visión del mundo que puedas tener, eliminando tal vez algunos prejuicios.

  1. Tiempo libre

Para poder empaparte de esa cultura y para poder descubrir lugares interesantes de ese país de Europa en el que vas a trabajar como au pair vas a necesitar tiempo libre. Y lo vas a tener. El trabajo va a depender de la familia y de las condiciones que hayas pactado con ellos, pero, como en cualquier otra ocupación, tendrás tus horas y días libres.

  1. Puedes conocer varios países

Puedes trabajar como au pair en infinidad de destinos. Incluso, aunque te interese aprender un solo idioma, es posible hacerlo en dos países diferentes, es el caso del inglés en Gran Bretaña e Irlanda o del alemán en Alemania y Suiza.

  1. Ayuda a madurar

Vivir en un país extranjero sin el apoyo familiar o de los amigos obliga a ser más responsable, a resolver los problemas por uno mismo y a tomar decisiones. Todo ello nos hace más juiciosos y resolutivos, características muy importantes a nivel personal y laboral. Por eso, trabajar como au pair en Europa es una experiencia tan aconsejable.

  1. Experiencia laboral

Trabajar en otro país de Europa, aunque sea como au pair, es un aspecto siempre interesante para añadir al currículo y que muchas empresas tienen en cuenta, tanto por el nivel de dominio del idioma como por esas capacidades personales que se adquieren.

  1. Nuevas perspectivas de empleo

Otra posibilidad en lo que a trabajo se refiere es que, mientras estés como au pair, vas a poder estudiar cómo es el mercado laboral en el extranjero. De esta manera, cabe la posibilidad de encontrar nuevas oportunidades de trabajo en otros países de Europa.

  1. Experiencia inolvidable

En cualquiera de los casos, animarse a buscar empleo como au pair en Europa es una de esas experiencias que ayudan a forjar una personalidad más fuerte, a buscar nuevos horizontes de cara al futuro y, en definitiva, a crecer como personas y como profesionales. Por eso, siempre es una de esas experiencias que dejan una marca imborrable.