A la hora de aprender inglés hay muchos métodos, desde los cursos extensivos a los que estamos tan acostumbrados hasta los intensivos de verano pasando por las clases particulares, los intercambios lingüísticos, el aprendizaje online… pero si de lo que se trata es de aprender y de sacar la máxima rentabilidad a nuestro tiempo la mejor opción es apostar por tener una experiencia laboral en Reino Unido.

En muchas ocasiones los empleadores van a buscar que tengamos un nivel de inglés, un certificado o un título muy específico que les den las garantías de que podemos dominar el idioma de Shakespeare sin ningún tipo de problema; sin embargo, una alternativa que puede hacer que se refuerce nuestro currículum en cualquier proceso de contratación es la de haber adquirido una experiencia laboral en Reino Unido u otro país anglóparlante.

Esta opción de aprendizaje está basada en la idea de que el alumno que desea aprender inglés se inscribe en un programa profesional en el que se podrá adquirir experiencia laboral al mismo tiempo que aprende inglés y lo utiliza como lengua de trabajo en el Reino Unido de forma natural ya que además los diferentes trabajos se amoldarán a tu nivel de inglés actual y te permitirán ganar dinero al mismo tiempo que aprendes y utilizas el idioma.

Una experiencia laboral en Reino Unido es una ventaja

Así, dentro del programa profesional existen diferentes modalidades: Por una parte, está la posibilidad de compaginar este trabajo con clases de inglés, en cuyo caso habría que pagar una cantidad por el curso que variaría en función de las semanas que se hiciese y, al mismo tiempo, podríamos ganar dinero en Reino Unido a lo largo de toda esta estancia laboral en diversos campos de trabajo y sectores.

Durante la estancia laboral en Reino Unido podremos ganar el salario mínimo del país (bastante superior al de España) al tiempo que adquirimos simultáneamente experiencia para nuestro currículum profesional y mejoramos nuestro nivel de inglés en puestos laborales tales como recepcionista, empleado de mantenimiento, conserje, cocinero, camarero, pinche de cocina… todas estas ocupaciones nos garantizarían un salario mínimo de 6,31 libras la hora que para una jornada a tiempo completo (40 horas) serían 1380 libras o, al cambio actual, más de 1.500 euros.

De esta forma, apostar por obtener una experiencia laboral en Reino Unido puede ser una increíble manera de no sólo mejorar nuestras habilidades lingüísticas sino también contribuir en gran medida a desarrollar nuestro currículum profesional y ganar dinero en mayor cantidad de la que podríamos ganar en España por un trabajo similar. Además, una de las grandes ventajas que tiene este servicio es que nuestro futuro empleador podrá ver que no sólo sabemos usar inglés bien, sino que ya lo hemos utilizado anteriormente en un ambiente de trabajo y hemos tenido una experiencia real en Reino Unido.

Para ser elegible para este programa y obtener una experiencia laboral en el Reino Unido, basta con tener cumplidos 21 años de edad, disponer de un nivel de al menos A2, la nacionalidad de un país miembro de la Unión Europea y comprometerse a una estancia mínima de 6 meses (quizás menos tiempo si se trata del período estival)